Blogs

El gobierno venezolano tiene que dejar a un lado las excusas e implementar de una vez por todas las recomendaciones que le fueron formuladas el primero de noviembre con motivo del Examen Periódico Universal, que Venezuela está presentando ante el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en Ginebra; con la participación de ONGs, Estados Miembros y otras organizaciones.

A propósito de esta ocasión, Amnistía Internacional hizo público el informe Venezuela: Compromisos de derechos humanos debilitados, que incluye peticiones de acciones concisas que el Estado venezolano debe emprender, entre las que destacan:

1.- Proteger a defensoras y defensores de derechos humanos

Las autoridades venezolanas, y en especial las de más alto nivel, deben reconocer y promocionar la legitimidad del trabajo de las defensoras y los defensores de derechos humanos, así como condenar públicamente, investigar y sancionar cualquier ataque o campaña de desprestigio que busque menoscabarles.

En tal sentido, el Estado Venezolano debe establecer mecanismos para la protección de estas personas.

2.- Dar acceso y cooperar con instancias internacionales

Venezuela debe extender una invitación permanente a los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, y en particular acordar las visitas de los relatores especiales de la ONU sobre tortura, situación de defensoras y defensores de derechos humanos, para la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, y derechos a la libertad de reunión pacífica y de asociación.

Por otra parte, Venezuela debe revertir la decisión de denunciar la Convención Americana sobre Derechos Humanos y volver a la jurisdicción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y al cumplimiento de sus resoluciones.

3.- Proteger a las personas que reclaman sus derechos

Las autoridades venezolanas deben proteger a manifestantes que ejerzan sus derechos a la libertad de expresión, reunión y asamblea. Por lo tanto, deben llevar a cabo investigaciones independientes, exhaustivas e inmediatas acerca de toda denuncia de uso excesivo de la fuerza, tortura, malos tratos o ejecuciones extrajudiciales por parte de los cuerpos de seguridad, y abstenerse de desplegar fuerzas armadas en operaciones de orden público.

4.- Prevenir la tortura y otros malos tratos

Las torturas y otros malos tratos siguen siendo una preocupación en Venezuela, por ejemplo las denuncias de Emilio Baduel Cafarelli y Alexander Tirado Lara sobre los malos tratos maltratados a los que les sometieron mientras estuvieron en detención previa al juicio y hasta la fecha nadie ha sido llevado ante la justicia por ello.

Para atacar este fenómeno, es necesario que el Estado venezolano reconozca como delito punible los actos de los funcionarios públicos que instigan o consienten actos de tortura por parte de otros, y que las autoridades apliquen y difundan ampliamente el contenido de la Ley Especial y del Plan Nacional para la Prevención de la Tortura, asegurando que incluya un calendario para su plena puesta en marcha e indicadores para monitorear y evaluar su impacto, así como asignar recursos suficientes para su pronta aplicación.

5.- Dar pasos significativos

Amnistía Internacional llama a las autoridades venezolanas a liberar inmediata e incondicionalmente a los prisioneros de consciencia Leopoldo López y Rosmit Mantilla, así como a otras personas procesadas por cargos políticamente motivados.

Descarga el informe completo: Venezuela: Compromisos de derechos humanos debilitados

Comenta en Facebook

Hoy dia siento mucha impitencia, no quiero cambiar el mundo, quiero cambiar la mentalidad de mis compatriotas, hasta cuando siguen creyendo
Más...