Blogs

Este martes 21 de marzo, los jóvenes Raúl Emilio Baduel Cafarelli y Alexander Antonio Tirado Lara cumplen tres años privados de libertad por el simple hecho de haber hecho uso legítimo de su derecho a la protesta pacífica en el año 2014. A propósito de esta fecha, Marcos Gómez, director de Amnistía Internacional Venezuela, ha declarado:

“En ninguna parte del mundo una persona debe ser detenida y condenada por encontrarse sentada a un lado de una vía pública portando una cruz de madera con el mensaje: “No más balas. Paz”, sin embargo esto fue lo que les ocurrió a Raúl Emilio Baduel y a Alexander Tirado Lara, negándoles incluso su derecho a ser juzgados en libertad”.

“Sus abogados han denunciado que el juicio que condenó a Raúl Emilio Baduel y Alexander Tirado estuvo plagado de irregularidades que evidencian un proceso parcializado y sesgado, violándoseles el derecho al debido proceso, el derecho a la defensa y el principio de inocencia. Sus detenciones son arbitrarias, tal y como lo ha denunciado Amnistía Internacional globalmente en su último informe sobre el estado de los derechos humanos en el mundo”.

Comenta en Facebook