Blogs

NUEVA YORK. La Corte Suprema no juzgará un caso presentado por más de dos docenas de familias cuya deportación se ha ordenado sin que un juez de inmigración haya estudiado sus expedientes completos. Estas familias huyeron de terribles actos de violencia y abusos contra los derechos humanos en Centroamérica. Muchas de ellas llevan más de un año en centros de detención para inmigrantes,  más recientemente en el condado de Berks de Pensilvania. La negativa de la Corte Suprema podría acarrear su deportación inmediata.

“No se puede devolver a estas familias a un peligro seguro. Estados Unidos tiene la obligación internacional de conceder una vista justa a quienes solicitan asilo. Estas personas no deben ser deportadas ni permanecer detenidas más tiempo, y todo lo relativo a sus expedientes debe ser visto por un juez de inmigración”, ha declarado Margaret Huang, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Estados Unidos. “Las familias que huyen del peligro y que no representan ninguna amenaza para nadie no deben ser tratadas como delincuentes. Merecen justicia.”

Pueden encontrar esta declaración en: http://www.amnestyusa.org/news/press-releases/supreme-court-denial-must-not-result-in-deportation-of-asylum-seeking-families

Comenta en Facebook