Blogs

Imagen: Karima/Shutterstock

La pubertad es un periodo de cambios para todos los jóvenes, pero puede resultar especialmente complicado para las niñas, que suelen estar poco preparadas para las transformaciones que experimenta su cuerpo. Esto puede convertirse en un grave obstáculo para su educación. En algunos lugares del mundo, dos de cada tres muchachas declararon no haber tenido la menor idea de qué les ocurría cuando comenzaron a menstruar, en los niños, aunque generalmente el proceso es levemente más tardío, enfrentan diversas presiones sociales y culturales, donde los medios de comunicación, explotan la comercialización del cuerpo humano como objeto de deseo sexual para vender sus productos, lo cual a través de la conjunción de esos factores, a un despertar sexual para el que no están preparados. Esta situación puede ejercer múltiples efectos negativos sobre su desarrollo físico y emocional, susceptibles de desembocar en una pérdida de la autoestima y un descenso de los resultados académicos.

Contexto mundial

Según un estudio realizado en Ghana, el 95% de las niñas declararon que algunas veces faltaban a la escuela a causa de la menstruación y las investigaciones efectuadas en Etiopía indicaron que el rendimiento escolar del 39% de las jóvenes disminuía por la misma razón. A menudo la falta de instalaciones sanitarias adecuadas en la escuela, combinada con el temor y la vergüenza, contribuyen a que las niñas abandonen los estudios en esta etapa crucial de la vida.  Habida cuenta de que hay 593 millones de alumnos en el nivel primario, y que cada año una nueva promoción de ellos alcanza la pubertad,  las escuelas constituyen en lugar ideal para establecer comunicación con un gran número de preadolescentes, a fin de prepararlos para los cambios que se avecinan. Sin embargo, hay escasa orientación sistemática y de amplio espectro sobre la materia en el sector de la educación, comprendidos los directores de centros, los docentes y los padres. “Las niñas que temen asistir a clases durante la menstruación tienen menos posibilidades de llegar a ser mujeres totalmente autónomas”, declaró Irina Bokova, Directora General de la UNESCO

América Latina y sus sistemas educativos

La Organización de Estados Americanos considera especialmente interesante el intervalo de 11 a 14 años que constituye, tradicionalmente, una etapa intermedia entre la primaria y la secundaria, aunque su ubicación en los sistemas educativos de los diferentes países varía, ya que puede constituir el tramo final de la primaria, el primero de la secundaria, o repartirse entre ambas. Esta etapa presenta problemas específicos que surgen, por un lado, de los cambios impuestos por el sistema educativo y, por otro, de las transformaciones que los alumnos de estas edades están experimentando desde el punto de vista físico y psíquico-emocional, estos sistemas educativos responden mayoritariamente a políticas de Estado, que poco o nada tienen que ver con el desarrollo evolutivo de los niños y niñas

El paso de la escuela primaria a la escuela media, en muchos de nuestros países es, como se ha dicho, una especie de “puente roto”. El niño debe hacer, en el término de unos pocos meses, una transición abrupta a un régimen de estudio sustancialmente diferente, mientras que su personalidad no ha cambiado significativamente. En muchos casos, este cambio abrupto puede esquematizarse en el paso de un maestro único a enfrentarse a varios profesores de asignaturas o áreas especiales. La falta de articulación entre ambos tramos, está causada por profundas diferencias desde el punto de vista organizativo y curricular.

Si comparamos la estructura del tramo educativo para los 11-14 años, respecto al horario y régimen de estudios, con la de los últimos años de la educación secundaria, se observa que, de una manera general, permanece inalterada. Esto evidencia una fuerte contradicción, ya que el sujeto de 11 a 14 años es significativamente distinto al que finaliza la enseñanza secundaria, en el caso venezolano, con el Proceso de Transformación Curricular propuesto por el Estado Venezolano, una de sus banderas insignias son los denominados Grupos Estables, que si bien es cierto, están concebidos como espacios para el desarrollo de los intereses de las y los estudiantes, sin importar el año escolar al que pertenezcan, esta afinidad enfrenta una seria limitación a nivel evolutivo, pues el desarrollo psicológico de los educandos va variando con el transcurrir del tiempo

La Edad y el Desarrollo Intelectual de las y los Educandos

Entre las etapas del sistema escolar y las del desarrollo evolutivo del educando debe darse un cierto paralelismo, de modo tal que el desarrollo psicológico del alumno encuentre en la organización escolar una respuesta adecuada a sus necesidades y no padezca, a lo largo de la escolaridad, traumas y rupturas. Las dificultades que encuentran los alumnos en la superación de estas transiciones, condicionan sus futuros éxitos o fracasos escolares. Se ha comprobado, además, que las mayores dificultades para superar la transición las encuentran los alumnos provenientes de medios más desfavorecidos, siendo ésta otra de las causas de inequidad. Desde el punto de vista de la relación entre el grupo etario – Desarrollo cognitivo, se enfrenta, como se mencionó en el párrafo anterior a una limitante, según Jean Piaget, el desarrollo intelectual del individuo se da a través de varios estadios que implican una complejidad creciente de las formas de pensamiento y corresponden a verdaderas reorganizaciones de las estructuras mentales, en general,  se puede considerar que la mayoría de los alumnos y alumnas de 11-14 años se encuentra en la transición del pensamiento concreto al formal, que si bien es cierto, como menciona Vigotsky en su “Zona de Desarrollo Próximo” existe influencia del entorno, que va a conllevar un desarrollo más o menos veloz, no se puede pretender, exigirle a un niño o niña de 12 años, como a un o una adolescente de 16 o 17 años

En este sentido, muchos autores, en el sentido estricto, defienden la teoría de Vigotsky y mencionan que, el docente tiene un rol de facilitador en el proceso de aprendizaje, ya que como protagonista del proceso educativo, puede implementar acciones para disminuir las limitaciones que conlleva la edad en sus educandos; al respecto, como se mencionó en artículos anteriores, cada Estado tiene un deber pendiente con los y las docentes, que es brindar las condiciones para un desarrollo óptimo de su profesión y por ende dirigir la educación hacia la excelencia y que esto se traduzca en un aula de clases con muy pocas limitaciones.

Fuentes Consultadas:

  • http://campus-oei.org/oeivirt/curricie/curri03.htm
  • http://www.unesco.org/new/es/education/themes/leading-the-international-agenda/health-education/puberty-education/

 

Jorgen Ramos

Comenta en Facebook

Marcos Gómez a través de Twitter
Mañana lanzamiento del Informe Anual 2017 de Amnistía Internacional #22F en las Américas #AIR17 #informeamnistia #derechoshumanos #ddhh
Hace 16 horas
Servir a los seres más nobles del mundo.. Los animales!
Marcos Gómez a través de Twitter
Inacción del Estado ante llamados de atención sobre crisis de salud menoscaba derechos de la infancia http://amnistia.ning.com/profiles/blogs/inaccion-del-estado-venezolano-ante-llamados-de-atencion  por @gabybuada
Hace 17 horas
Gabriela Buada Blondell publicó una entrada de blog
La falta de transparencia por parte de las autoridades venezolanas ante la crisis de salud en Venezuela no es un impedimento para que a través del trabajo de defensoras y defensores de derechos humanos pueda conocerse públicamente el repunte recient…
Hace 17 horas
Más...