Blogs

La organización internacional Global Witness y las organizaciones hondureñas MILPAH, COPINH y CEHPRODEC están siendo víctimas de una campaña de difamación por su labor de defensa de los derechos a la tierra, el territorio y el medio ambiente en el país. Esta creciente campaña pone a los miembros de estas organizaciones en peligro de sufrir nuevos actos de acoso y ataques físicos.

El 31 de enero, la organización internacional Global Witness presentó un nuevo informe sobre la situación de las personas que defienden la tierra, el territorio y el medio ambiente en Honduras. El fin de semana anterior había empezado a circular en las redes sociales un cartel en el que se acusaba a los miembros de las organizaciones hondureñas Movimiento Indígena Lenca Independiente de La Paz (MILPAH), Centro Hondureño de Promoción para el Desarrollo Comunitario (CEHPRODEC) y Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), así como a Global Witness, de desacreditar al país, ser aliadas de grupos radicales y financiar campañas de difamación contra Honduras. El 1 de febrero, Amnistía Internacional pidió a las autoridades hondureñas que reconocieran públicamente la importante y legítima labor que realizan estos defensores y defensoras de los derechos humanos.

El 2 de febrero, la campaña de difamación contra las organizaciones aumentó de intensidad después de que un miembro de Global Witness y dos miembros de MILPAH aparecieran en un programa de televisión matutino hondureño. Los participantes en el programa criticaron el informe de Global Witness y dijeron que los pueblos indígenas y las organizaciones que lo respaldaban eran mentirosos, contrarios al desarrollo y enemigos del pueblo hondureño que busca trabajo e intenta salir de la pobreza. Los miembros de Global Witness dijeron a Amnistía Internacional que, después del programa, varios periodistas les hicieron preguntas utilizando el mismo lenguaje estigmatizador empleado durante el programa televisado.

Amnistía Internacional teme que la intensidad de la campaña de difamación contra quienes defienden los derechos humanos, y el silencio de las autoridades hondureñas a la hora de rechazar las declaraciones que estigmatizan sus actividades, faciliten los ataques físicos contra estas personas, especialmente contra los miembros de MILPAH, COPINH y CEHPRODEC.

Fptp por: howcolour/Shutterstock

Comenta en Facebook

amnistia . org a través de Twitter
Hace 1 hora
amnistia . org a través de Twitter
Bahréin: Represaliados 32 disidentes en pocos días con motivo de reunión sobre derechos humanos de la ONU https://www.amnesty.org/es/latest/news/2017/04/bahrain-32-dissidents-rounded-up-within-days-in-clampdown-ahead-of-un-human-rights-session/ 
Hace 1 hora
amnistia . org a través de Twitter
Nepal: Dos años después, el gobierno sigue fallando a los supervivientes marginados del terremoto https://www.amnesty.org/es/latest/news/2017/04/nepal-two-years-on-the-government-continues-to-fail-marginalised-earthquake-survivors/ 
Hace 1 hora
Regulo Humberto Diaz Vega ahora es activista de Basta de Balas
Hace 1 hora
Más...