Blogs

Actualmente hay 21 millones de personas refugiadas en el mundo. El 86% de ellas han sido acogidas por países en desarrollo. Pero 1,2 millones necesitan ser reasentadas antes de que acabe el 2018.

El mayor problema al que se enfrentan las personas refugiadas es la desprotección. Las personas que viven bajo esta condición no lo han decidido por placer; han sido obligadas a buscar refugio fuera de su país para proteger su vida y la de los suyos. Pese a que los gobiernos tienen el deber de ayudarles, los países más ricos siguen tratando a las personas refugiadas como si fuesen un problema de otro.

Este 19 de septiembre, durante la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Refugiados y Migrantes, la Asamblea General adoptó una serie de compromisos dirigidos a mejorar la protección de los refugiados y migrantes, conocida como Declaración de Nueva York.

El hecho de que el 86% de las personas refugiadas se encuentren en países principalmente de Oriente Medio, África y el sur de Asia genera inquietudes y preocupaciones por la seguridad de las mismas. Quienes pueden cambiar esta realidad son los países ricos, que tienen más recursos y oportunidades para brindar, pero ignoran las solicitudes de ayuda humanitaria y dejan recaer toda la responsabilidad en los organismos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que ya ni siquiera pueden proporcionar alimentación suficiente a tantas personas refugiadas porque se encuentran en bancarrota, como lo dijo el alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, António Guterres[1].

Con la crisis de refugiados que atraviesa el mundo, se han intensificado los sentimientos xenofóbicos en algunos lugares. Sin embargo, es destacable que 193 Estados miembro de las Naciones Unidas se estén uniendo para concretar el camino que ayude a manejar los desafíos a los que se enfrentan de una mejor forma.

En la Declaración de Nueva York los Estados «declaran una profunda solidaridad con las personas que se han visto obligadas a huir de sus hogares; reafirmando sus obligaciones con el pleno respeto de los derechos humanos de los refugiados y migrantes y así mismo, los Estados se comprometen a un apoyo más significativo para aquellos países afectados por los movimientos a gran escala de refugiados y migrantes»[2].

La crisis tiene varios asuntos que deben ser resueltos, empezando por las rutas que deben recorrer los refugiados para llegar a los países cercanos. Muchos gastan los ahorros de toda su vida para pagar por un viaje, sea a pie o en botes, en el que pueden perder la vida.

Amnistía Internacional plantea ocho soluciones para que los líderes mundiales, en particular los países más ricos, puedan responder juntos a esta crisis humanitaria:

  1. Abrir rutas sin riesgos a un lugar seguro
  2. Reasentar a todas las personas refugiadas que lo necesiten
  3. Operaciones de búsqueda y salvamiento de vidas
  4. Fronteras que puedan cruzarse con documentos o sin ellos
  5. Investigaciones y juicios contra las bandas de traficantes que explotan a las personas refugiadas y migrantes
  6. Combatir todas las clases de xenofobia y discriminación racial en los países que reciben refugiados
  7. Garantizar urgentemente todos los fondos necesarios para mitigar las crisis de personas refugiadas del mundo
  8. Establecer sistemas sólidos de atención a las personas refugiadas[3]

Los refugiados y migrantes no pueden seguir muriendo tratando de llegar a un lugar seguro, ni pueden seguir siendo culpados por los países de sus problemas económicos o sociales.

¿Y la memoria del mundo?

El asilo es un derecho humano. Tras la Segunda Guerra Mundial, los europeos huyeron a los países del norte de África, Sudamérica, Norteamérica y países de Oriente Medio como Siria y Palestina.

En esa crisis, la mayoría de los países acordaron proteger a las personas refugiadas por medio de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951. Hoy, millones de personas sufren los desplazamientos, pero lamentablemente no vemos que los países ricos tengan las mismas intenciones de ayudar a las personas refugiadas, tal como ellos fueron ayudados hace ya más de 60 años.

La Cumbre de las Naciones Unidas sobre Refugiados y Migrantes es de suma importancia, ya que la Declaración incluye compromisos como el combatir la explotación, el racismo y la xenofobia, tomar medidas para salvar vidas en las rutas, asegurar que los procedimientos fronterizos estén acorde a los debidos procesos, y en línea con el Derecho Internacional.

También incluye la atención a necesidades de mujeres, niños y niñas, y a quienes tengan necesidades de atención médica, que sean reconocidas las contribuciones positivas de los migrantes y refugiados y asegurar que se cuenten con fondos adecuados para atacar la crisis.

De los compromisos que conforman la Declaración de Nueva York hay unos destinados a la educación de las personas refugiadas, la creación de empleos y la expansión de oportunidades de reasentamiento.

Las soluciones no sin imposibles y los acuerdos son viables. Lo que se necesita es el compromiso de los países y la disposición de atender y parar la crisis. Unir esfuerzos en pro de las personas refugiadas y migrantes hablará del respeto por los derechos humanos que tienen los países involucrados.

Si los miles de millones que gastan los gobiernos en controlar las fronteras fuesen destinados a dar una bienvenida a los refugiados y migrantes, la crisis estaría cerca de su fin.

Este mes, Amnistía Internacional lanzó su campaña “Te doy la bienvenida”, a favor de que los países ricos abran las puertas a las personas refugiadas. Entra en este enlace y descubre cómo puedes ayudar.

La crisis de refugiados sí es problema de todos.

Por Alexandra Perdomo (@amnistia)



[1] Grant, H. (06/09/2015). UN agencies 'broke and failing' in face of ever-growing refugee crisis. The Gurdian. Disponible en: https://www.theguardian.com/world/2015/sep/06/refugee-crisis-un-agencies-broke-failing

[2] Fleming, M. (06/09/2016). Cumbre de las Naciones Unidas sobre Refugiados y Migrantes. ACNUR. Disponible en: http://www.acnur.org/noticias/noticia/cumbre-de-las-naciones-unidas-sobre-refugiados-y-migrantes/

[3] Amnistía Internacional. 8 soluciones a la crisis mundial de refugiados. Disponible en: https://www.amnesty.org/es/latest/campaigns/2015/10/eight-solutions-world-refugee-crisis/

Comenta en Facebook

amnistia . org a través de Twitter
Hace 1 hora
amnistia . org a través de Twitter
Bahréin: Represaliados 32 disidentes en pocos días con motivo de reunión sobre derechos humanos de la ONU https://www.amnesty.org/es/latest/news/2017/04/bahrain-32-dissidents-rounded-up-within-days-in-clampdown-ahead-of-un-human-rights-session/ 
Hace 1 hora
amnistia . org a través de Twitter
Nepal: Dos años después, el gobierno sigue fallando a los supervivientes marginados del terremoto https://www.amnesty.org/es/latest/news/2017/04/nepal-two-years-on-the-government-continues-to-fail-marginalised-earthquake-survivors/ 
Hace 1 hora
Regulo Humberto Diaz Vega ahora es activista de Basta de Balas
Hace 1 hora
Más...